Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos

logo easp 02

color facebook 48 color twitter 48 rss

A partir de los 30 años el nivel de testosterona en los hombres va decayendo y a partir de los 60, aproximadamente un 20% tienen un nivel bajo de testosterona, aunque no existe un umbral ampliamente aceptado.

El American College of Physicians ha publicado la Guía de práctica clínica de tratamiento de los hombres con testorona baja asociada con la edad. El documento, que está respaldado por la Academia Americana de Médicos de Familia (AAFP), contiene recomendaciones basadas en la evidencia actualizada sobre los beneficios y riesgos del uso de testosterona en esta población.

La guía se basa en una revisión sistemática sobre la eficacia y seguridad del tratamiento con testosterona en hombres con testosterona baja asociada a la edad. Utilizando la metodología GRADE, se han evaluado los resultados en: función sexual, función física, calidad de vida, energía y vitalidad, depresión, función cognitiva, eventos adversos graves, eventos cardiovasculares mayores y otros eventos adversos.

Se destacan las siguientes recomendaciones para el médico:

  • Discutir con el paciente con disfunción sexual si se inicia tratamiento con testosterona (recomendación condicional; evidencia de baja certeza). La discusión debería incluir: efectos beneficiosos y adversos potenciales, preferencias del paciente y coste.

  • Revaluar los síntomas a los 12 meses y a partir de ahí periódicamente, interrumpiendo el tratamiento con testosterona cuando la disfunción sexual no mejora (recomendación condicional; evidencia de baja certeza).

  • Considerar la administración de testosterona intramuscular en lugar de las formulaciones transdérmicas, porque el coste es considerablemente inferior y la efectividad y los riesgos similares.

  • No se debería iniciar tratamiento con testosterona para mejorar la energía, vitalidad, funcionalidad física o cognitiva (recomendación condicional; evidencia de baja certeza).


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
No Internet Connection