Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos

logo easp 02

color facebook 48 color twitter 48 rss
 

Revisión sobre el tratamiento de la gota

La revista Current Opinion in Rheumatology ha publicado una actualización del tratamiento de la gota, que actualiza su epidemiología y tratamiento e incluye las recomendaciones de la guías más recientes, así como consideraciones para el tratamiento de poblaciones especiales y los fármacos en desarrollo.

A modo de resumen, se podrían destacar los siguientes puntos clave:

• La prevalencia de la gota se ha duplicado en los últimos 30 años; y su presencia se asocia a mayor riesgo de mortalidad por cualquier causa y costes sanitarios significativos.

• La base del tratamiento es la terapia reductora del ácido úrico plasmático (ULT), que incluye: a) inhibidores de la xantina oxidasa o XOI (alopurinol y febuxostat); b) uricosúricos (probenecid, benzbromarona, lesinurad, dotinurad); y c) uricasa recombinante que metaboliza el urato a alantoína (pegloticasa).

• Se recomienda iniciar la ULT en pacientes con uno o más tofos clínicamente evidentes, daño radiográfico que refleja erosión ósea gotosa o dos o más brotes de gota anuales; y, condicionalmente, en pacientes con más de un brote al año y en pacientes con enfermedad renal crónica (ERC) en estadio comorbido ≥3, ácido úrico plasmático >9 mg/dL o cálculos renales.

• Como agente de primera línea, se recomienda alopurinol para todos los pacientes, incluidos aquellos con ERC de moderada a grave; a menos que existan contraindicaciones o riesgo de hipersensibilidad.

• Se recomienda iniciar la ULT mediante una toma de decisión compartida y asegurar la educación y el seguimiento adecuados del paciente.

• En lugar de emplear la ULT a una dosis fija, se recomienda ajustar la dosificación para lograr un objetivo de ácido úrico plasmático <6 mg/dL. Condicionalmente, puede continuarse la ULT indefinidamente.

• Al iniciar la ULT, se recomienda administrar antiinflamatorios preventivos (AINE, colchicina o prednisona) para prevenir brotes de gota.

• Como terapia de primera línea para tratar los brotes, se recomienda: AINE, colchicina o corticoesteroides (orales o intraarticulares); sin diferenciar entre fármacos concretos. Los anti-IL-1 (anakinra y canakinumab) deben reservarse para pacientes que no responden a ninguno de los anteriores.

• Los factores genéticos y la obesidad contribuyen a la hiperuricemia y la gota en mayor medida que los factores dietéticos; aunque éstos pueden contribuir al riesgo atribuible a la población.

• La dieta por sí sola suele ser insuficiente para el tratamiento de hiperuricemia; pero las modificaciones en la dieta y el estilo de vida pueden complementar la ULT. Se recomienda perder peso, limitar el consumo de alcohol, purinas y jarabe de maíz con alto contenido de fructosa.

El síndrome de hipersensibilidad al alopurinol es una reacción adversa rara, pero puede ser fatal en muchos casos. Los principales factores de riesgo son la presencia del alelo HLA-B∗58:01 y la dosis de inicio; por lo que se recomienda comenzar el tratamiento con dosis bajas (según la función renal) y aumentar gradualmente con un control estricto.

• La presencia de insuficiencia renal no afecta de la misma forma a todos los fármacos antigotosos; y las recomendaciones al respecto son diferentes según los fármacos.

• Aunque existen hipótesis biológicas que respaldan la influencia negativa de la hiperuricemia en las enfermedades cardiovasculares, las evidencias no apoyan dicha hipótesis; y de hecho, se han generado dudas sobre los posibles efectos adversos cardiovasculares de febuxostat.

• A pesar de la disponibilidad de una terapia eficaz, la ULT está infrautilizada en el tratamiento de la gota; y además, la adherencia al tratamiento también es deficiente.

• Las nuevas terapias en desarrollo para el tratamiento de la gota, se relacionan principalmente con la excreción de ácido úrico, la inmunogenicidad basada en uricasa y el metabolismo de las purinas; y otras terapias antiinflamatorias para el control de los brotes.

En la tabla 1 que se reproduce a continuación, se describe la dosificación, uso en insuficiencia renal, principales efectos adversos, interacciones y otras consideraciones de los agentes hipouricémicos disponibles en EEUU; de los cuales, en España están disponibles alopurinol y febuxostat.

tabla 1








Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Última modificación:03-03-2022
No Internet Connection