Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos

Logo Consejería Salud Consumo EASP

color facebook 48 color twitter 48 rss
 

Tratamiento de la xerostomía o boca seca

La xerostomía (o boca seca) es el término utilizado para describir la sensación subjetiva de sequedad oral, aunque no siempre se asocia a síntomas clínicos. La hiposalivación es la reducción del flujo salival (hiposalivación) (1,2). La prevalencia de xerostomía se sitúa entre el 5,5-46% a nivel comunitario y aumenta con la edad (3,4).

La xerostomía e hiposalivación pueden asociarse a halitosis, ardor de boca, alteración del gusto, dificultad para masticar, mayor riesgo de candidiasis y caries dental, desnutrición y pérdida de calidad de vida (3). El método diagnóstico más empleado es la prueba de sialometría o test de velocidad de flujo salival, en la que se considera que aparece hiposalivación cuando los caudales salivales están por debajo de 0,1 ml/min en reposo o de 0,7 ml/min en estimulación (4).

La xerostomía puede ser secundaria a un tratamiento con radioterapia en la zona de la cabeza/cuello en pacientes con cáncer o puede deberse a un síndrome de Sjögren que afecta a las glándulas salivares. También puede ser una reacción adversa a medicamentos, como: anticolinérgicos, simpaticomiméticos, sedantes-hipnóticos, opioides, antihistamínicos y relajantes musculares (5).

Medidas preventivas generales: es recomendable aumentar el consumo de agua para mejorar la hidratación y reducir algunos de los síntomas. Además, deben evitarse los productos irritantes o ácidos que puedan provocar dolor, irritación de las mucosas y desmineralización de los dientes. Igualmente, se deben evitar aquellos alimentos que favorezcan la aparición de caries (fundamentalmente los azúcares) y disminuir el consumo de alcohol y tabaco, ya que aumentan la sensación de sequedad (6). Se puede consultar las recomendaciones dietéticas y cuidados para el tratamiento de la xerostomía del servicio vasco de salud Osakidetza (7).

Productos estimulantes de la salivación: se utilizan cuando las glándulas salivales del paciente mantienen al menos una función residual. Pueden actuar por acción mecánica, como los chicles o edulcorantes artificiales (aspartamo o sorbitol) o por acidificación de la cavidad oral (ácidos cítrico o málico) (1). Los resultados de una revisión sistemática Cochrane de 2011 no permiten determinar un producto específico mejor que otro, pero generalmente los pacientes prefieren los chicles (8).

Productos sustitutivos de la saliva: se utilizan cuando las glándulas salivales ya no son funcionales; y actúan como lubricantes de la mucosa oral, aliviando la sensación de sequedad. Existen diferentes presentaciones y formas farmacéuticas (limpiadores, geles, aerosoles y pastillas) y se componen de mucina animal o agentes humectantes y espesantes poliméricos, a base de celulosa y agua (1). Su efecto es de duración limitada, requiriendo una reutilización frecuente, lo que genera problemas en la adherencia y aumenta el coste. Una revisión sistemática Cochrane de 2011 sobre la eficacia de los sustitutos de la saliva, concluye que la evidencia es insuficiente para determinar si estas intervenciones son más eficaces que el placebo (8).

Medicamentos: las intervenciones farmacológicas requieren la presencia de tejido glandular salival funcional. Se recomienda la pilorcapina (agente colinérgico, Salagen®) (9) y cevimelina, amifosil y palifermin (no comercializados en España) (4). Estos medicamentos pueden producir efectos adversos sistémicos (náuseas, vómitos, vasodilatación cutánea, exceso de sudor, diarrea, broncoconstricción, hipotensión, bradicardia, aumento de la frecuencia urinaria y problemas de visión), lo que limita su aceptación por parte de los pacientes (4,9).

La pilocarpina está contraindicada en pacientes con enfermedad cardiorrenal y en caso de iritis aguda. Debe usarse con precaución en pacientes con: bronquitis crónica; enfermedad pulmonar obstructiva crónica; enfermedad del tracto biliar; úlcera péptica; trastorno cognitivo; insuficiencia renal; y, glaucoma de ángulo estrecho (3,9,10).

Una revisión sistemática Cochrane de 2015 evaluó la eficacia de la pilocarpina y otros parasimpaticomiméticos para el alivio de la boca seca en un total de 298 pacientes tratados con radioterapia. Los resultados muestran que la pilocarpina es, al menos tan eficaz como la saliva artificial, pero se asocia a una alta proporción de abandonos (6%-15%) por las complicaciones, por lo que se aconseja utilizar la mínima dosis eficaz (11).

En pacientes con síndrome de Sjögren, un metanálisis para el tratamiento de la xerostomía, muestra que el tratamiento con interferón-α (a dosis de 150 UI 3 veces/día) mejora la tasa de flujo salival, observándose también beneficio a dosis bajas y más espaciadas (12).

La guía de práctica clínica de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) para el tratamiento de xerostomía en pacientes con cáncer de cuello o cabeza no recomienda el uso de pilocarpina, amifostina (no comercializado en España) ni de la terapia con laser, por insuficiente evidencia (13). Tampoco recomienda la administración de vitamina E u otros antioxidantes para minimizar el riesgo de hipofunción de las glándulas salivares, por su posible impacto en los resultados del cáncer (13).

Otras intervenciones: acupuntura, fotobiomodulación y electroestimulación: Algunos artículos muestran que la acupuntura y la fotobiomodulación, irradiación de luz de baja potencia (0,05 y 0,5 W) producen un ligero aumento del flujo de saliva (2,14). La electroestimulación no mostró suficiente evidencia de eficacia, en una revisión sistemática Cochrane de 2013 (15). La guía de práctica clínica de la ASCO recomienda (grado moderado) la utilización de la acupuntura durante las sesiones de radioterapia para reducir el riesgo de desarrollar xerostomía (13).

Financiación: el único medicamento financiado en el Sistema Nacional de Salud para el tratamiento de la xerostomía es la pilocarpina, que está indicada en post-radioterapia de pacientes con cáncer de cabeza y cuello; y, en pacientes con síndrome de Sjögren. Ningún producto estimulante ni sustituto de la saliva tienen financiación pública.

Conclusiones:

     - Las diferentes estrategias terapéuticas disponibles para la xerostomía deben adaptarse a la situación del paciente.

     - Teniendo en cuenta la alta incertidumbre sobre la efectividad de los productos estimulantes y sustitutos de la saliva, las medidas preventivas generales se posicionan como un elemento clave.

     - En casos de xerostomía debido al síndrome de Sjögren o por radiación en el cáncer de cabeza y cuello, la pilocarpina parece el medicamento de elección.

Referencias:

1. Kapourani A et al. A review on xerostomia and its various management strategies: The role of advanced polymeric materials in the treatment approaches. Polymers (Basel). 2022;14(5):850.

2. Golež A et al. Effects of low-level light therapy on xerostomia related to hyposalivation: A systematic review and meta-analysis of clinical trials. Lasers Med Sci. 2022;37(2):745–58.

3. Barbe AG. Medication-induced xerostomia and hyposalivation in the elderly: culprits, complications, and management. Drugs Aging. 2018;35(10):877–85.

4. Villa A et al. Diagnosis and management of xerostomia and hyposalivation. Ther Clin Risk Manag. 2014;11:45-51.

5. Gil Montoya JA et al. Treatment of xerostomia and hyposalivation in the elderly: A systematic review. Med Oral Patol Oral Cir Bucal. 2016;21(3):e355-66.

6. Saraux A et al. Treatment of primary Sjögren syndrome. Nat Rev Rheumatol. 2016;12(8):456–71.

7. Recomendaciones dietéticas y cuidados para el tratamiento de la xerostomía. Osakidetza, agosto 2017.

8. Furness S et al. Interventions for the management of dry mouth: topical therapies. Cochrane Database of Systematic Reviews 2011; (12).

9. Ficha técnica de pilocarpina (Salagen). CIMA 2022.

10. Riley P et al. Pharmacological interventions for preventing dry mouth and salivary gland dysfunction following radiotherapy. Cochrane database Syst Rev. 2017;7(7):CD012744.

11. Davies AN et al. Parasympathomimetic drugs for the treatment of salivary gland dysfunction due to radiotherapy. Cochrane Database Syst Rev. 2015;2015(10).

12. Garlapati K et al. Meta-analysis on pharmacological therapies in the management of xerostomia in patients with Sjogren’s syndrome. Immunopharmacol Immunotoxicol. 2019;41(2):312–8.

13. Mercadante V et al. salivary gland hypofunction and/or xerostomia induced by nonsurgical cancer therapies: ISOO/MASCC/ASCO Guideline. J Clin Oncol. 2021;39(25):2825–43.

14. Bakarman EO et al. Limited evidence for non-pharmacological interventions for the relief of dry mouth. Evid Based Dent. 2014;15(1):25–6.

15. Furness S et al. Interventions for the management of dry mouth: topical therapies. Cochrane Database Syst Rev. 2011;12.








No hay comentarios en el artículo -> “Tratamiento de la xerostomía o boca seca”

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Última modificación:01-06-2022
No Internet Connection